Tecnologia

Nuevos problemas con Windows 10: La última actualización acumulativa de Windows 10 causa ralentización del sistema e incluso cuelgues

¿ A Microsoft se le escapó la tortuga?

Lo que está ocurriendo con Windows 10 desde la actualización de abril de 2018 comienza a escaparse del entendimiento de muchos de sus usuarios y de quien escribe esto. Además de todos los grandes problemas de los que se ha ido informando sobre la Windows 10 October Update, la 1809 Updateel sistema no deja de causar problemas con actualizaciones acumulativas que en principio vienen a arreglar la gran ristra de bugs que ya estaban presentes.

Tanquilos! Tiene solución!

En su lugar, como decimos, no cesa la llegada de nuevos problemas de funcionamiento. Hace unos días se encontró la solución de cómo evitar pantallazos azules propiciados por una actualización acumulativa, la actualización KB4493509 del día 9 de abril lanzada como «Patch Tuesday» para la October 2019 Update está causando grandes ralentizaciones en el sistema e incluso cuelgues leves y prolongados, lo que no permiten acceder al Administrador de Tareas o reiniciar el sistema sin un apagado forzoso. 

Cómo solucionarlo los cuelgues y la ralentización

Como en cada actualización, Microsoft reconoce en su web oficial dedicada a ello los posibles problemas en que una máquina puede incurrir en el caso de instalarla, algo paradójico cuando se supone que vienen a arreglar bugs y traer nuevas funciones, no más complicaciones. En el caso de la actualización del 9 de abril, se mencionan específicamente dos problemas, pero en relación a los esquemas URI del protocolo de aplicación y a la herramienta Windows Deployment Services.

Es decir, que a día de hoy Microsoft aún no ha registrado oficialmente los cuelgues o la ralentización como parte de los problemas de la actualización KB4493509, y probablemente tenga que lanzar otra para corregir lo que ha supuesto en muchas máquinas. Si eres una de las personas afectadas, la buena noticia para ti es que hay solución, y es tan rudimentaria como desinstalar manualmente la actualización.

Para ello, es tan fácil como acudir a «Configuración > Actualización y seguridad > Windows Update > Opciones avanzadas > Ver el historial de actualizaciones > Desinstalar actualizaciones«. Una vez ahí, habrá que seleccionar la KB4493509. A la espera de ver si la Windows 10 May 2019 Update mejora las cosas en este sentido rebajando el número de bugs, sabemos que al menos el sistema permitirá al usuario tener más control sobre las actualizaciones, y que además desinstalará automáticamente las que den problemas, sin que tengamos que preocuparnos.

Fuente: https://www.genbeta.com